Experiencia profesional, talento y trabajo en equipo

Primera Ley en España que regula y autoriza la eutanasia

Primera Ley en España que regula y  autoriza la eutanasia

15/07/2021

Por primera vez en la historia de España se legaliza la eutanasia, y ello a través de la Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, que entró en vigor el 25 de junio de 2021, tras una demanda de la sociedad no exenta de conflictos y debates morales, sanitarios, políticos y religiosos, que tanto afectan a los derechos fundamentales de la vida, integridad física y moral, dignidad, autonomía de la voluntad, etc. La eutanasia actualmente es legal en Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Colombia, Nueva Zelanda y, desde ahora, en España.

 

Dicha Ley se encarga de regular la “prestación de ayuda para morir”, la cual podrá llevarse a efecto de dos formas que podríamos denominar:

 

A) EUTANASIA: Cuando el profesional sanitario suministra una sustancia al paciente directamente, de forma deliberada y a petición de éste, en determinados supuestos taxativos que más adelante se relacionarán;

 

B) SUICIDIO MÉDICAMENTE ASISTIDO: Cuando el profesional sanitario prescribe o suministra al paciente dicha sustancia para que este último se la auto-administre para causar su propia muerte. Todo ello con la finalidad de poner fin a la vida de quien está en una situación de padecimiento grave, crónico e imposibilitante o de enfermedad grave e incurable, padeciendo un sufrimiento insoportable que no puede ser aliviado en condiciones que considere aceptables.

 

Los requisitos para poder acogerse a este derecho los podríamos relacionar de la siguiente manera:

  • Se mayor de edad y estar en plena capacidad de obrar y decidir de forma autónoma, consciente e informada.

 

  • Que el paciente se encuentre en un supuesto de padecimiento grave, crónico e imposibilitante, o de enfermedad grave e incurable causante de un sufrimiento físico o psíquico intolerable.

 

Es importante resaltar tres puntos relacionados con la operatividad de la solicitud y ejecución de la eutanasia:

1.- Que la Ley exige haber efectuado dos solicitudes de manera voluntaria y por escrito, o por otro medio que permita dejar constancia, y que no sea el resultado de ninguna presión externa, dejando una separación de al menos quince días naturales entre ambas.

2.- Cuando el médico responsable certifique que el paciente no se encuentra en pleno uso de sus facultades ni puede prestar su conformidad libre, voluntaria y consciente, la solicitud de prestación de ayuda para morir podrá ser presentada por otra persona mayor de edad y plenamente capaz, acompañándola del documento de instrucciones previas, testamento vital, voluntades anticipadas o documentos equivalentes legalmente reconocidos, suscritos previamente por el paciente.

3.- En caso de que no exista ninguna persona que pueda presentar la solicitud en nombre del paciente, el médico responsable podrá presentar la solicitud de eutanasia. En este último caso el médico que trata al paciente estará legitimado para solicitar y obtener el acceso al documento de instrucciones previas o voluntades anticipadas.

4.- La denegación de la prestación de ayuda para morir deberá realizarse por escrito y de manera motivada por el médico responsable. Contra esta denegación, que deberá realizarse en el plazo máximo de diez días naturales desde la primera solicitud, la persona que hubiera presentado la misma podrá presentar en el plazo máximo de quince días naturales una reclamación ante la Comisión de Garantía y Evaluación.

 

La Ley concede al personal sanitario el derecho a la objeción de conciencia ante un supuesto de hecho como el de la eutanasia que se le podría presentar.

En cada Comunidad Autónoma se creará una Comisión de Garantía y Evaluación, fundamentalmente para resolver, en el plazo máximo de veinte días, las reclamaciones que formulen las personas a las que el médico responsable haya denegado su solicitud de prestación de ayuda para morir, y verificar en el plazo de dos meses, si la prestación de ayuda para morir se ha realizado de acuerdo con los procedimientos previstos en la Ley.

La Ley considera que quienes soliciten ayuda para morir al amparo de la misma, se considerará que fallecen por muerte natural. La entrada en vigor de esta relevante Ley supone que el Código Penal pasará a despenalizar esta conducta que hasta ahora se consideraba delito.

 

Feliu Martorell Brotad
Illeslex Abogados

 

 

 

Para obtener información adicional sobre el contenido de este documento puede dirigirse a ILLESLEX en info@illeslex.com

 

©2020 ILLESLEX  |  Todos los derechos reservados. Este documento es una recopilación de información jurídica elaborado por ILLESLEX. La información o comentarios que se incluyen en él no constituyen asesoramiento jurídico alguno. Los derechos de propiedad intelectual sobre este documento son titularidad de ILLESLEX. Queda prohibida la reproducción en cualquier medio así como la distribución, la cesión y cualquier otro tipo de utilización de este documento, ya sea en su totalidad, ya sea en forma extractada, sin la previa autorización de ILLESLEX.

< Volver

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más informaciónX Cerrar

E-mail